¿Es el principio del fin de las Redes Sociales?

0

fdd

Las redes sociales no son el mundo real.

Essena O’Neil es una influencer que ha decidido plantarse. ¿Cómo? Ha borrado unas 2.000 fotografías de su cuenta de Instagram y reeditado las descripciones para denunciar qué tuvo que hacer para conseguir que esas fotos gustasen y reunieran millones de ‘likes’ Buscaba la aprobación social con cada publicación y los números le consumían.

A través del vídeo que podéis ver en este post ha logrado canalizar su rabia contra esta doble vida y todo lo que oculta detrás, consiguiendo la movilización de miles de seguidores también hartos de esta ‘vida postiza’ rica en inseguridades.

La doble vida de un influencer

Lo que nació siendo un canal para colgar fotografías realizadas con el móvil se ha convertido en una exhibición constante de la vida del usuario. No de su vida real, sino de una vida ‘pasada por filtros’

En una sociedad en la que ‘lo aparente’ camina con naturalidad…

Continuar leyendo en la página del autor

Share.